Fernando de Noronha

Fernando de Noronha es un archipiélago con 21 islas, peñascos y pequeñas islas que suman un total aproximado de 26 km². La isla principal tiene una extensión de 17 km².

Fernando de Noronha es habitado por una población de apenas 2.100 personas y el turismo es desarrollado de forma sustentable, criando la oportunidad del encuentro equilibrado del hombre con la naturaleza en uno de los santuarios ecológicos más importantes del mundo. De un lado está Brasil. Este es el “mar-de-dentro”, con diez playas, dos bahías agradables; una especial, donde no se puede entrar: la Bahía de los Golfinhos. Del otro, África.

Es el “mar-de-fuera”, con cuatro playas, una ensenada, dos arenas de contemplación y un conjunto de piscinas en las rocas. Un mar agitado, calmo en algunos puntos debido a los arrecifes que retienen el mar entre as rocas. Chorros, áreas enormes llenas de pez colorido como inmensos acuarios, prontos para ser desfrutados.

Fernando de Noronha está ubicado en el Estado de Pernambuco a 540 Km de la capital, Recife, y a 350 Km de Natal, capital del Estado de Río Grande do Norte. Tanto de Recife como de Natal salen vuelos diarios para o archipiélago con duración de 1h40 y 1h10 respectivamente.

 

Sugerencias Turísticas de Fernando de Noronha

Buceo en Fernando de Noronha

O archipiélago de Fernando de Noronha é uno de los mejores lugares del mundo para a práctica do buceo. Sus aguas cristalinas, con visibilidad de até 50 metros abrigan pez, rayas, tiburones, tortugas, morenas, barracudas, delfines, esponjas y algas, además de las formaciones rocosas, arrecifes de corales y naufragios. Aunque no se tenga practica de buceo, se puede experimentar la sensación de ver a fauna marina en su hábitat. En la orla de las playas de Atalaia y Bahía do Sancho y en los acuarios naturales formados por las piedras da Bahía de Porcos, es posible ver una variedad de pez colorido.

 

Mirante de Delfines – Fernando de Noronha

Los delfines-rotadores pueden ser vistos del mirante que se queda de frente para la Bahía de Golfinhos. En ese local, eles se alimentan y procrean. El mejor horario para observación es durante las primeras horas del día.