Natal

Capital do Estado de Rio Grande do Norte, Natal es una ciudad encantadora. Como si no bastasen las lindas playas, avenidas espaciosas y arborizadas, la brisa constante, la vida sin prisa y el pueblo hospitalero, Natal fue apuntada a través de pesquisas como la capital más segura do Brasil y también tiene el título de ciudad con el aire más puro de las Américas.

 

Hasta meados del siglo XX, Natal era solamente una pequeña ciudad costera. Con el comienzo de la Segunda Guerra Mundial, se dieron cuenta de la importancia estratégica de la ciudad, debido a la proximidad con África (Cabo de San Roque, en las proximidades de Natal, es el punto de Brasil más próximo del continente Africano). A partir de entonces, Natal se desarrolló rápidamente, y hoy la capital de Rio Grande do Norte tiene destaque entre los principales polos turísticos do país.

 

La construcción de la Vía Costera, el acceso a la playa de Ponta Negra, que hasta el inicio de los anos 80 era un lugar distante y aislado, fue un marco importante. Son 10 km de litoral, con áreas edificables solamente entre la carretera y la playa. Ella es protegida del avanzo inmobiliario por el Parque de las Dunas, la segunda mayor floresta urbana do país, con fauna y flora típicas del inicio de la colonización.

 

Sugerencias Turísticas de Natal

 

Fortaleza de los Reyes Magos – Natal

Forte construído no século 16 pelos portugueses para proteger a costa de Rio Grande do Norte. Fue el marco para la fundación de la Ciudad de Natal.

 

Laguna de Arituba – Natal

A 1Km del Parque dos Tubarões. Barra de Tabatinga. Nisia Floresta. Aguas claras y fundo de arena, de donde se puede desfrutar de delicioso baño u simplemente saborear la gastronomía de las barracas instaladas alrededor.

 

Laguna de Pitangui – Natal

Playa de Pitangui. Extremoz – Grande Natal. Aguas oscuras y de profundidad razonable, óptima para baño, andar en “pedalinhos” u saltar de cabo aéreo. Tiene guarda-vidas, bar y restaurante.

 

Mayor Anacardo del Mundo – Natal

Estrada de Pirangi. Playa de Pirangi. Parnamirim – Grande Natal. Árbol secular con su copa midiendo 8.400m2, única de su especie, donde se puede desfrutar de su sombra y, en la época de cosecha, se puede saborear los dulces frutos que el se nos ofrece.

 

Cachoeirinha – Natal

Playa de Jacumã. Pequeñas quedas de agua tibia con vegetación de dunas, deliciosa para relajarse.

 

Genipabu – Natal

La Playa de Genipabu, ubicada a 25 Km de la ciudad de Natal, es famosa por sus dunas gigantes y pelos emocionantes paseos de buggy y dromedario ofrecidos por el local. En Genipabu, es posible encontrar playas con dunas de até 30m de altura, mangues y lagunas. El paisaje es compuesta por innumeras casas de pau-a-pique y sapê, que se misturan a los cocoteros, dunas y playas.

 

Passeio de buggy – Natal:

Os “bugueiros” – motoristas profesionales acreditados por la Secretaría Estadual de Turismo – siempre preguntan si los visitantes quieren hacer el tour con u sin emoción. Aquellos que eligen la primera opción deben se preparar para buceos de casi 90 grados en dunas de docenas de metros de altura. El veiculo aproxima-se do abismo de areias brancas e ao invés de parar, acelera em queda livre. O famoso paseo tiene diversión e adrenalina garantidas;

 

Paseo de dromedario – Natal:

Los dromedarios no son tan emocionantes como los buggys, pero son la más curiosa entre todas las opciones turísticas del litoral de Natal. Dura cerca de 20 minutos, cuando se anda pelas dunas móviles teniendo, de un lado, la visión deslumbrante de la playa de mar límpido y azul de Genipabu y del otro, el río Potengi y otras pequeñas villas;

 

“Aerobunda” en la Laguna de Jacumã – Natal:

Por medio de un cabo de acero, la persona baja de una enorme duna y cae de “bumbum” en el agua, por eso el nombre de la atracción. Después de curtir esta diferente opción de ocio, se deleite con los espetones de langosta y camarón encontrados en las barracas no topo das dunas. Funciona diariamente, até as 16h30;

 

Parque Ecológico Dunas de Genipabu – Natal:

Es considerado el segundo mayor parque urbano de Brasil. Abarca una área de 1.172 ha y proporciona la observación de diversas especies vegetales y animales exclusivas de la Mata Atlántica. El paseo es hecho por una trilla, con el acompañamiento de guías entrenados. El parque también dispone de pista para caminada y carrera. Abierto de martes a domingo