Olinda

Las personas dicen que Olinda ganó ese nombre cuando, en 1535, el hidalgo portugués Duarte Coelho, mandatario de la Capitanía de Pernambuco, buscaba un lugar para fundar una población. Al encontrar una colina con vista magnífica do mar y un porto natural protegido por arrecifes, el dijo: “Ó linda situación para construirse una villa”. Verdad o leyenda, lo que importa es que la ciudad es realmente muy bonita. A partir de su fundación, la villa prosperó comercialmente y enriqueció. Entretanto, en 1630, fue invadida por los holandeses. Después de la incendiaren, se la abandonaron y se mudaron para Recife, que, en la época, era apenas un puerto. Solamente con la expulsión de los invasores, en 1654, la villa empezó a ser reconstruida. De aquello tiempo, mucho se preservó: parte del trazado urbano original, antiguas iglesias barrocas y el caserío. Juntos, ellos forman un importante conjunto arquitectónico y hacen de Olinda un Patrimonio Cultural de la Humanidad. También es el escenario para uno de los carnavales más auténticos del País, el carnaval en la calle, en la música y en la danza. Es muy gratificante salir por las calles de la ciudad y admirar los paisajes que mezclan el azul do mar, el verde de la vegetación e la belleza las construcciones históricas. Es un lugar agradable también para quién aprecia buenos restaurantes, artesanía auténtica y atelier de arte.

 

Olinda está a tan solo 7 Km del aeropuerto internacional de Recife, el acceso es hecho por las grandes avenidas que unen las dos ciudades.

 

Sugerencias Turísticas de Olinda

 

Museo de Arte Sacra – Olinda

O predio abriga la rica arte religiosa del Estado de Pernambuco. Construido antes de la llegada del primer obispo, en 1676, fue reconstruido en el siglo XIX. El Palacio posee, dos torres primitivas, y las doce ventanas del pavimento superior, construido después, con balcones de madera, al estilo del siglo XVIII. O acervo fijo partió de piezas cedidas pela Archidiócesis de Olinda e Recife, siendo, posteriormente, enriquecido. Hoy, reúne piezas religiosas desde el siglo XVI al actual, incluyendo importantes ejemplares de arte popular contemporánea. El museo tiene una programación diversificada, con cursos, palestras e muestras que acompañan el ciclo litúrgico y el calendario religioso. En el térreo, están expuestos paineles fotográficos que documentan la historia, evolución y el paisaje de Olinda.

 

Playa do Bairro Novo – Olinda

Con 2,7 km de extensión, la bella y movida Playa do Bairro Novo es la más visitada por los turistas y con la mejor estructura. Olinda posee apenas 11 km de litoral, distribuidos en siete playas, algunas inaccesibles para baño de mar debido a la topografía de las áreas, más extremamente atractivas al ocio contemplativo.

 

Calle de Amparo – Olinda

Con restaurantes, posadas, museos e atelier, es o polo cultural en el sector histórico de la ciudad.

 

Mercado de Ribeira – Olinda

En un predio del final del siglo XVII, abriga tiendas de artesanía local, como las típicas máscaras de papel maché. Hay también tiendas de entalladores, grabados y pinturas. Óptimo local para compras.

 

Principales Eventos de Olinda

 

Carnaval de Calle de Olinda

Durante el Carnaval acontece una de las fiestas más movidas del país. Nativos de Olinda y turistas recogen las estrechas laderas danzando al sonido de bandas de frevo y maracatu. Los tradicionales bloques de troza y los famosos muñecos gigantes (personas que se transforman en muñecos y son personalidades artísticas conocidas en todo el Estado, como el muñeco “El hombre de la Medianoche”, que fue cargado durante 57 anos por la misma persona) participan todo el tiempo de la diversión. En estos días, Olinda se transforma en un gran palco para la manifestación de cultura popular.

 

Semana Santa de Olinda

Simboliza el fin de cuaresma, período de cuarenta días después del carnaval. Acontecen bonitas procesión en toda la ciudad.

 

Fiesta de Iemanjá en Olinda (Diciembre)

Orixá femenino que personaliza las aguas salgadas do mar. Es la madre de todos los Orixás, la Señora del Mundo y del Cielo. La Caminada Azul, como es conocida su procesión, es un cortejo que conduce la figura de Iemanjá en carro alegórico, acompañada por hijos de Santo y una gran multitud. conduciendo la “Panela de Ofrendas”, que será lanzada al mar.